casitas-playa

Entramado ligero, contralaminado… ¿conoces los sistemas constructivos en madera?

Cuando pensamos en una casa de madera muchas veces nos imaginamos una cabañita pequeña perdida en medio de un bosque. Aunque la madera es el material ideal para este tipo de intervenciones en la naturaleza, actualmente contamos con diversos sistemas constructivos a base de madera que nos permiten realizar todo tipo de proyectos: desde pequeñas viviendas unifamiliares en entramado ligero hasta grandes edificios de madera contralaminada.

En función del tipo de proyecto que se pretenda realizar podemos recurrir a distintos sistemas constructivos. Esto nos permite optimizar el uso del material para construir de una forma más eficiente: por eso es tan importante conocer las distintas opciones que nos ofrece la construcción con madera.

cabana-tronco-madera

Sistemas de entramado de madera


Los sistemas de entramado de madera se componen de una serie de piezas lineales que, conectadas entre sí, resuelven la estructura de la construcción. Según la dimensión de estas piezas y el comportamiento estructural podemos distinguir dos tipos de entramado.

Entramado ligero

El sistema estructural del entramado ligero se compone de tres tipos de elementos: piezas de madera de pequeña escuadría (48×148, 48×198, 48×223 mm…), tableros estructurales derivados de la madera (contrachapado, OSB, tablero de partículas…) y sistemas de conexión entre los dos elementos anteriores (clavos, tirafondos, grapas…).

Sistema de entramado ligero de madera

Los muros de las casas de entramado ligero están compuestos por una retícula de madera interior cubierta por una o ambas caras con los tableros estructurales. De esta forma se consigue que el sistema trabaje como un único elemento estructural que soporta las cargas verticales del resto de la construcción y que es rígido ante las acciones horizontales del viento.

Los huecos entre los montantes de madera del entramado se rellenan de aislamiento térmico y acústico, consiguiéndose un cerramiento de una eficiencia energética muy superior a la que tendría un muro tradicional de ladrillo.

El entramado ligero es ideal para viviendas unifamiliares de una o dos plantas y casas prefabricadas de madera.

Entramado pesado

A diferencia del entramado ligero, en este caso el sistema se compone de una estructura principal con piezas de madera laminada encolada de mayor escuadría sobre la que se apoyan elementos de menores dimensiones que forman la estructura secundaria.

Las cargas de los forjados y de la cubierta de madera se transmiten desde la estructura secundaria hasta la principal, por lo que son las piezas de mayor sección las encargadas de soportar todos los esfuerzos.

Al transmitirse las cargas a los pilares, este sistema permite abrir grandes huecos en los muros de cerramiento, generándose grandes estancias muy luminosas.

El entramado pesado permite construir edificaciones de mediana altura como edificios plurifamiliares, comercios u oficinas. La facilidad de transporte de los materiales y el hecho de tratarse de una obra seca lo convierten en una opción ideal para construir rápidamente en cascos históricos sin causar molestias a los vecinos.

Sistemas masivos de madera


En los sistemas masivos los muros de la construcción se componen  exclusivamente de madera, ya sea mediante elementos superficiales como el panel contralaminado o mediante elementos individuales apilados.

Panel contralaminado

Los paneles de madera contralaminada están fabricados a partir de una serie de tablones de madera encolados entre sí formando capas cruzadas. En función de los requerimientos estructurales se pueden emplear desde paneles de tres capas y unos 80 mm de espesor hasta paneles de siete capas y más de 200 mm.

Debido a la gran capacidad aislante de la madera, el propio panel contralaminado ofrece una baja transmitancia térmica que se complementa con paneles de aislamiento hacia el exterior, protegidos y recubiertos con el acabado estético deseado.

Este sistema estructural permite la construcción de edificios de madera de gran altura con unas propiedades de eficiencia energética muy superiores a las de los sistemas constructivos tradicionales. Por este motivo, en muchos países es ya habitual ver edificios de más de diez plantas construidos mediante panel contralaminado.

Otra de las ventajas de las casas de madera contralaminada es la reducción de los tiempos de construcción. Los paneles se fabrican a medida con los huecos de puertas y ventanas ya cortados en fábrica, por lo que en obra sólo hay que ensamblar esos paneles con las uniones que se hayan establecido en el proyecto. De esta manera podemos dejar la estructura de tu casa montada en menos de dos semanas.

Tronco

A pesar de que no son habituales de ver en nuestras latitudes, en países como Finlandia gran parte de la población vive en este tipo de casas.

Aunque en la actualidad se usan piezas de madera laminada mecanizadas en complejas máquinas de control numérico, originalmente los muros de las casas se construían con troncos completos de árboles trabajados a mano para conseguir una unión adecuada entre ellos que los protegieses de los duros inviernos escandinavos.

Dado el espesor de las piezas empleadas, todo el aislamiento térmico es aportado por la madera, por lo que ésta queda vista por ambas caras del cerramiento. Por el exterior se protege con pinturas y lasures especiales, mientras que por el interior los troncos quedan vistos, generando la estética inconfundible de las casas rústicas de madera.

Si aún no sabes cuál es la mejor opción para ti, en 100x100madera Galicia estaremos encantados de asesorarte sobre el sistema que se adapta mejor a tu proyecto de construcción con madera

María Sánchez
comercial@100x100madera-galicia.com

María Sánchez - Arquitecta en 100x100madera Galicia. Empresa constructora de Casas con estructura de madera Galicia y edificios nZeb. Sigue nuestro perfil en Google+

Sin Comentarios

Escribe un comentario